sábado, 2 de octubre de 2010

Cablevisión, la grilla y el intento de golpe en Ecuador


Por Fernando M. López
Coordinador del Observatorio de Medios de Argentina

Los abonados a la empresa de cable del Grupo Clarín (más de 3,5 millones de familias o individuos) no gozan del mismo derecho a la información que los abonados a otras distribuidoras de TV paga del país.

Hace poco menos de un mes, a través de la resolución 296/10, la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) ordenó a todos los cableoperadores una serie de cambios en la grilla de canales a partir de este viernes 1 de octubre.

De acuerdo a la medida, en el canal 2 se debe ubicar la señal local correspondiente, seguida por los canales de noticias: 3, TN (Grupo Clarín); 4, América 24 (Grupo Uno-De Narváez); 5, C5N (Grupo Hadad); 6, Crónica TV (Héctor Ricardo García); 7, Canal 26 (Alberto Pierri); y 8, CN23 (Sergio Szpolski). Luego continúan los canales de aire: 9, América (Uno-De Narváez); 10, Telefé (Telefónica de España); 11, Canal 7 (Televisión Pública); 12, Canal 13 (Grupo Clarín); y 13, Canal 9 (Ángel Remigio González). En el 14 se debe ubicar la señal del Ministerio de Educación de la Nación (Encuentro) y a partir del 15 los contenidos deportivos, seguido por los infantiles (incluido el estatal Paka-Paka) y las señales de noticias internacionales, comenzando por la cadena latinoamericana Telesur.

Todos cumplieron este reordenamiento, menos Cablevisión. Como ocurrió con el artículo 161 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, Clarín se vio beneficiado por una nueva medida cautelar, esta vez dictada por un juez federal subrogante de la localidad bonaerense de Dolores, que le permitió evadir la resolución del AFSCA y dejar al margen de su oferta a las señales CN23, Paka-Paka y Telesur.

No se trata de un dato menor contra la democracia informativa, sobre todo si se tiene en cuenta la importancia que cobró la señal multiestatal latinoamericana en la cobertura en directo de los acontecimientos en Ecuador, desde el amotinamiento policial, el secuestro del presidente Rafael Correa, hasta su posterior rescate.

De hecho, muchas de las imágenes e informaciones retrasmitidas por TN durante la jornada del pasado 30 de septiembre pertenecían a Telesur, aunque cuidadosamente seleccionadas y orientadas por los videograf que incluía el canal del monopolio para imprimirle su propia intencionalidad editorial.

Quien haya seguido únicamente por TN la intentona golpista contra el gobierno de Correa, seguramente no la calificará como tal, porque a lo largo de su cobertura el canal del Grupo Clarín se encargó de ocultarla de manera sistemática.

Sus titulares sólo hablaron de "crisis" o "tensión" en Ecuador, a pesar de que toda la comunidad internacional, incluida la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), definió las acciones de los sectores policiales y militares que se habían sublevado como un claro intento de golpe de Estado.

La misma parcialidad, encubierta con velos de supuesta objetividad, se registró en los otros medios del monopolio y se tornó aún más cuestionable a lo largo del 1 de octubre con titulares en TN como "Ecuador: 5 muertos y 193 heridos", sin dar precisiones sobre las causas de esas bajas: "Dos policías y tres civiles murieron en los enfrentamientos en Quito y Guayaquil. El presidente ha decretado tres días de duelo nacional. Los cancilleres de los países de la Unasur están en Ecuador y se reunirán con Rafael Correa (…)".

En tal sentido, la cobertura de TN tuvo una singular similitud con la de CNN, medio hegemónico internacional que Clarín mantiene firme en su grilla.

"El poco tiempo que yo vi la cadena CNN, estaban criticando que el gobierno de Ecuador había activado una cadena nacional, pero no criticaban la acción misma, pues en sus insert informativos decían motín policial y no que estábamos frente a un golpe de Estado", advirtió el presidente venezolano Hugo Chávez.

Mientras TN y CNN ocultaban, Telesur ampliaba información de primera mano: "El presidente de Ecuador, Rafael Correa, sostuvo este viernes que el intento de derrocar a su gobierno se debió a la manipulación de grupos de oposición que tergiversaron la ley de Servicios Públicos para provocar la sublevación policial".

"Mujeres y líderes (indígenas) de la provincia ecuatoriana de Cotopaxi (centro-norte) se reunieron este viernes a las afueras del Palacio de Gobierno para manifestar su apoyo al presidente de la nación, Rafael Correa", reportó el corresponsal de Telesur en Quito, Christian Salas.

"El ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño, advirtió este viernes que el Gobierno no está completamente tranquilo, debido a la posibilidad de algún rezago de la sublevación policial de la víspera. ‘No puedo decir que estemos totalmente tranquilos, porque mucha gente que estuvo ayer movilizada posiblemente lo sigan estando y puedan querer reproducir lo ocurrido’, indicó".

Ninguna de estas noticias tuvo lugar en las pantallas de los abonados a Cablevisión.