viernes, 24 de abril de 2009

Invitamos a suscribirse a APM


1 comentario:

Daniel Rico dijo...

Carta a lanata sobre el racismo
----------------------------------

Jorge Lanata:

No es casualidad que el eslogan "Los argentinos somos derechos y humanos" prendiera tanto entre nosotros. Me acuerdo que en algunos barrios no podías caminar una cuadra sin cruzarte con un par de autos con el dichoso cartelito con los colores patrios de fondo. El año pasado apareció otro eslogan: "Estamos con el campo", sobre el mismo fondo celeste y blanco; este prendió un poco menos, pero en los mismos barrios

A los argentinos nos gusta creer que somos un país libre de racismo. No tenemos nada contra los negros, tampoco tenemos negros, lo que hace mas fácil ser tolerantes con ellos.

Blumberg, cuando aun era ingeniero, fue sincero y ejemplar al contar por radio que en Brasil tiene amigos negros, pero ojo, negros de piel, porque por dentro son tan blancos como cualquier persona decente.

Cuando Peña le dijo a Delia que su hijo era un "negro de mierda", creo que fue también sincero y ejemplar, porque eso es lo que piensa el, y muchos de sus amigos y vecinos. Fue uno de esos raptos de sinceridad irreflexiva que tanto nos gustan de él. Pero esta vez a mi no me gusto nada.

Yo creo que nadie es un negro de mierda, y creo que no se le debe decir negro de mierda a nadie, creo que esa es una expresión racista y xenófoba.

Cuando Peña insulto de manera tan racista al hijo de Delia pensé que vos, Lanata, intervendrías y le dirías a Peña, "para loco te fuiste de mambo, sabemos que sos una buena persona y una buena persona no puede decir eso, disculpate con el hijo de Delia, promete que no va a pasar de nuevo y sigamos debatiendo."
Pero no, no dijiste nada en el momento, tal vez tu postura de moderador te lo impedía. Pero yo no creo que tu posición disculpe tu silencio, además no tuviste problemas para intervenir trayendo a colación el tema de los hoteles de Kirchner, para contrastar el concepto de oligarquía de Delia.

Tal vez te sorprendió la situación, pues nadie espera que un amigo te salga con un brote racista. Pero al otro día tampoco dijiste nada sobre el tema, y lo que realmente me preocupo: nadie mas dijo nada sobre el tema.

Otro, en el lugar de Delia, le hubiera dicho a Peña "¿y vos que hablas puto de mierda?". Yo lo hubiera dicho. Si Peña me dice en la cara que mi hijo es un negro de mierda yo me levanto y lo cago a trompadas, o el me rompe la cara a mi, pero no se lo hubiera dejado pasar nunca. Delia si, y con eso se porto de un modo civil y dio el ejemplo. Aquel acusado de intolerante fue el que puso la otra mejilla y el supuesto libre pensador y tolerante, el artista, dio rienda suelta a un racismo desvergonzado.
Si alguien te hubiera dicho a vos "gordo de mierda" ¿que hubieras hecho?

Si Delia le hubiera dicho a Peña "puto de mierda", o a alguien mas "judío de mierda", a los 5 minutos lo esta denunciando toda la clase política argentina, los medios y las embajadas. Pero le dijeron "negro de mierda" a su hijo y a nadie le parese un escándalo, algunos hasta aplaudieron que Peña fuera tan sincero y dijera lo que ellos mismos piensan. Y esto a mi me asusta porque se como es la secuencia histórica : primero son los chistes racistas, después los insultos y agresiones, luego los guetos y el aparthei, y de ahí al campo de concentración, la cámara de gas y el horno hay un paso.

Yo personalmente condeno toda forma de discriminación y racismo, no solo las que afectan a mi colectivo (sea judío, negro, gitano, pobre, etc) sino en si mismo. Supongo que mi condena no hará mucho contra la xenofobia local, pero no puede dejar de hacerlo y luego irme a dormir tranquilo.
Me solidarizo por completo con el hijo de Delia.

Daniel Rico.
otro judío, puto y negro de mierda, y encima gordo